8 Recomendaciones 
para el porteo del bebé by Hupala&co

Acierta en el porteo del bebé

Comenzar a portear no siempre es tan sencillo como echar un vistazo a unos vídeos, ir a alguna tienda y comenzar a llevar a tu bebé. En la evolución del porteo la cosa puede fallar, se puede dar el hecho de que alguien lo haga así y se le dé bien la cosa pero durante un tiempo, ya que el porteo evoluciona con tu bebé y si tus conocimientos no evolucionan acaba frustrándote no poder abarcar las necesidades y puede que el mundo del porteo acabe aquí.

Mis recomendaciones son:

  1. Acudir a alguna charla, clase, taller… en la que alguien formado te acerque a la base de lo que el cuerpo del bebé necesita, cómo es su fisiología y cómo debes colocarle de forma segura.
  2. Decidir qué portabebé cubre tus necesidades, las de tu pareja que vaya a compartir, otros hijos, necesidades especiales…
  3. Probar, tocar y sentir cuál es el adecuado de entre los favoritos de la lista.
  4. Practicar. Si es posible durante el embarazo te dará un rodaje magnífico.
  5. Cuando comiences a probar con tu bebé hazlo con calma, pon música de fondo para animarte a balancearte, que esté limpio, no tenga hambre, sueño en exceso como para estar nervioso o no se encuentre bien (has de saber que el porteo te acompañará en todas estas situaciones complicadas y muchas más, pero no es recomendable empezar por lo más difícil).
  6. Mantén la calma porque puede que no le guste o que todo sea más lento. Eres su referente ante un montón de situaciones nuevas y si su referente está tenso, nervioso o se agobia, él lo hará también. Ve hablándole de lo que vas haciendo o cantándole y no dudes ni por un momento que lo que estás haciendo es lo correcto o no. Si tienes dudas o algo falla o no estás convencida de portear, lo mejor es que no lo hagas, al menos no así.
  7. Llevar a tu bebé te da mucha libertad pero no te emociones, no es apto para correr, escalar o hacer cualquier actividad que pueda suponer un peligro para vosotros en caso de tropezar, ten en cuenta además que tendrás siempre un punto muerto frente a ti cuando portees delante, en cambio con lluvia no hay inconveniente un cobertor te dará libertad para salir a la calle sin que se moje nuestro bebe. (en www.hupala.com podéis encontrar)
  8. Cuida tu portabebé. En tu mano está alargarle la vida. Procura no lavarlo en exceso, si es tipo fular o bandolera o algún portabebé de tela y se mancha siempre que puedas evitarle la lavadora y pasarle una toallita húmeda, cuanto menos laves los tejidos menos se desgastan y más te durara. En el caso de una mochila actúa igual, e incluso opta pon unos protectores de tirante (en www.hupala.com podréis encontrar) ya que hará que en la etapa oral de tu bebé en que todo lo chupa los tirantes están a su alcance y acaban muy sucios, evitarás que crezcan gérmenes y lavar muy a menudo la mochila, simplemente, lava los tirantes que se secan mucho más rápido. Ten siempre una bolsita para protegerlos del polvo y la suciedad.

Imagen 2

Un vínculo para siempre

Ese vínculo afectivo que creáis a través del contacto le dará seguridad en todo su camino, desde el primer momento en que se separan voluntariamente para descubrir el mundo en el periodo del gateo hasta más adelante en muchas otras etapas de la vida, para sentir que estáis ahí, que siempre lo has estado y su piel lo recordará.

Que lloran menos, como atribuyen muchos al porteo, pues no lo sé; lo que es seguro es que tenerle cerca es la mejor forma de acompañar el desconsuelo de un hijo. Que reduce los cólicos del lactante, ni idea, pero el calor de tu cuerpo, el masaje que siente con el movimiento de tus pasos, el contacto piel con piel y la presión sobre la zona abdominal ayudarán a que mejore. Que duermen más, casi innegable porque los brazos son uno de los más potentes somníferos. Que mejora la lactancia materna, cierto es que generamos prolactina, lo que aumenta la cantidad de leche, y que detectamos las señales de hambre con prontitud. Que contigo está su lugar evolutivamente hablando y por tanto se desarrolla óptimamente su columna y cadera es cierto.

Pero, ante todo, nuestra comunicación con nuestro bebé será toda una experiencia, estaremos más seguros de lo que hacemos y ellos lo sentirán y se sentirán tranquilos.

Es importante que tengas en cuenta que el bebé, al nacer, debe adaptarse a un medio completamente nuevo, extraño y necesita hacerlo desde el único lugar que le es conocido y le aporta seguridad: los brazos de sus padres. Además, el ser humano como ser social que es necesita vivir a la altura de quienes le rodean como un igual para su plena integración. ¿Necesitas más motivos para comenzar con el porteo?
Ahh me dejaba una de las preocupaciones, cuando se portea con lluvia o en invierno, pues todo tiene solución están los abrigos de porteo o los cobertores.

Porque un cobertor de invierno mejor que un abrigo de porteo? Por muchas razones.

  • Con el cobertor seguiremos usando todos los abrigos que tenemos en nuestro armario. ¡Aprovechándolos todos!
  • El cobertor sirve tanto para la madre como para el padre. Porque generalmente el abrigo de uno no le vale al otro.
  • Cuando llueve el bebé está cubierto y evitamos que se moje ya que depende del viento el paraguas no cubre bien.
  • Como llevamos el cobertor aparte, podemos quitarnos el abrigo sin mover al niño. Y si vemos que hace mucho calor, quitarnos los dos.
  • Y los cobertores tienen más de una utilidad… podemos usarlo con cualquier portabebés, a la espalda, delante, podemos usarlo para tapar el maxicosi, la sillita de paseo, la silla de la bici, como una manta, y un largo etc

Podéis encontrar nuestros cobertores hechos artesanalmente en www.hupala.com  disponible en diferentes modelos y precios.

 

Y si queréis ver más post sobre porteo no dejéis de visitar a Beatriz González Morales en su blog: https://porteoenlatribu.es/blog
Imagen 3