¡Dejemos a los niños SER! · Caro Cañellas · Fotografía de bebés Sabadell

¿Por qué los niñ@s tienen que reír delante de una cámara? ¿Por qué no pueden estar encandilados contemplando a su hermano? ¿O concentrados jugando y descubriendo, o incluso, enfadados? Realmente cuando sean más grandes, ¿no querrás tener el recuerdo de esa carita que hacía cuando se sorprendía de alguna cosa? ¿O ese gesto inconfundible de cuando miraba a su hermano? Son tan importantes estas imágenes, reales y auténticas, atemporales.

fotografía sabadellCada vez son más los clientes que me piden imágenes reales, sin postureo. Sin retoques de esos que parecen pieles de porcelana. De niñ@s que parecen adultos. Imágenes que parecen extraídas de una portada del Hola (palabras textuales de una clienta).

Hoy en día, en este constante bombardeo de imágenes y de información, lo más natural que nos sale es posar y forzar una sonrisa cuando vemos la cámara. Es ser un postureta, vamos, ¡reconócelo! ¿Donde lo veo claramente esto? Pues en los niñ@s, grandes imitadores de todo lo que les rodea.

Este postureo no sale innato. No es hasta los 5-6 años (o incluso antes) que los niñ@s no entienden la cámara como un objeto al cual se le tiene que mostrar nuestra mejor sonrisa. La típica frase de: ”¡venga sonríe!”, y a medida que esta demanda se instala, se pierden por el camino la pureza y autenticidad del los niñ@s.

Está claro que para gustos colores, pero quería hacerte esta reflexión: Entiendo que quieras tener imágenes de tus peques que sean perfectas, pero, ¿qué quiere decir perfecta?, ¿que refleje quien es realmente?, ¿o que refleje una realidad que no es, pero la imagen te gusta porque “es muy de anuncio” o puede tener muchos likes?

Mi máxima para tener fotos auténticas de los niñ@s es: DEJAMOS A LOS NIÑ@S SER. Es decir, el niñ@ no tiene que estar a disposición del fotógraf@ para que este extraiga la mejor foto. Es el fotógraf@ el que tiene que estar a disposición del niñ@, preparado para cuando aquella reacción espontánea surge.
Evidentemente, para el fotógraf@ el trabajo es doble, pero el resultado es inmensamente mejor. El fotógraf@ prácticamente no tiene que intervenir.

fotografía sabadell

Me viene a la mente una anécdota en un reportaje de navidad con tres niñ@s de 2, 6 y 8 años. Los escenarios que genero para las sesiones con niñ@s siempre incluyen elementos para que ell@s puedan jugar y no estar pendientes de la cámara. Pues hacía unos 20 minutos que había empezado la sesión cuando el más grande de todos me pregunta: “¿Cuándo empezamos a hacer las fotos?”. Yo sonreí porque era precisamente lo que buscaba! ¿Cómo crees que salieron esas fotos?

Si quieres unas imágenes reales, busca un fotógraf@ que esté a disposición de tus pequeñ@s, que sea capaz de conectar con ell@s. Si me permites un consejo, durante la sesión, no interfieras. Deja que el fotógraf@ y tu pequeñ@ conecten, que se conozcan, y deja a tu hij@ SER. No te interpongas entre ellos dos y el resultado será espectacular.

Y tú, ¿dejas a tu hij@ SER?

Si buscas un fotógrafo@ que conecte con tus hij@s y capte su esencia puedes ponerte en contacto conmigo. Soy Caro Cañellas, fotógrafa de familias y de niñ@s en particular. Siento una tremenda admiración hacia los niñ@s y he descubierto que como más conecto con ell@s, más auténticas y reales son las imágenes resultantes. Fotografía de bebés Sabadell

Me puedes encontrar aquí:

www.carocanyellas.com
Mail: hola@carocanyellas.com
Instagram: @carocanyellasfotografia
Facebook: Caro Canyellas Fotografia