fbpx

Del mismo modo que tu cuerpo necesitó de varios meses para prepararse ante el momento de dar a luz, también es preciso que tengas un tiempo para recuperarte en el postparto.

Es lo que se conoce como puerperio, un periodo que permitirá que tu cuerpo se adapte y comience su recuperación, tanto si tu parto ha sido vaginal o por cesárea.

El proceeso del postparto , más comúnmente conocido como cuarentena, comienza inmediatamente después de la llegada del bebé, con la expulsión de la placenta, y finaliza cuando el organismo vuelve a retomar sus condiciones normales anteriores al embarazo.

Aunque puede variar un poco dependiendo de cada mujer, el ciclo de recuperación después del parto suele ser de 6 semanas, pero es importante que un mes después de dar a la luz, te realices una revisión ginecológica.

Además, debes acudir a tu especialista si notas alguno de estos síntomas durante esta fase del postparto: sangrado superior a una regla normal, temperatura corporal de más de 38ºC, mal olor del flujo vaginal, molestias al orinar o algún bulto doloroso en las mamas.

 

Cuidados básicos durante el puerperio y el postparto

Una norma imprescindible que es importante seguir a rajatabla durante los primeros 10 días es el reposo moderado, sobre todo si tu parto ha sido por cesárea. Por lo tanto, evita realizar actividades domésticas intensas y coger demasiado peso.

Pero además, para que tu recuperación sea lo más rápida posible, es esencial que sigas estas 5 pautas:

  1. Higiene y cuidados de la herida

Es importante que te duches diariamente desde tu llegada a casa. Antiguamente, existía la creencia de que las mujeres no debían tener contacto con agua durante los primeros días postparto, pero la realidad es que, tanto en las cesáreas como en los partos vaginales, es importante limpiar bien la zona con agua y jabón.

Eso sí, debes tener en cuenta que:

  • Aunque la ducha sí está totalmente indicada en el postparto, no ocurre lo mismo con los baños de inmersión. No son nada recomendables durante el puerperio.
  • La zona de la herida siempre estar siempre lo más seca posible, así que evita que quede humedad después de la limpieza.

En cuanto a las medidas que deberás tomar en cuanto a higiene, estas son las pautas básicas que debes seguir:

  • Cambia las compresas con mucha frecuencia para evitar posibles infecciones.
  • Utiliza ropa interior transpirable y de algodón.
  • No uses tampones. Están del todo contraindicados durante este período.

 

  1. Actividad física durante el postparte

Es imprescindible para que tu organismo recupere la normalidad, pero tampoco conviene realizar ejercicios muy bruscos. Lo más recomendable es comenzar poco a poco, combinando la actividad física con periodos de descanso.

  • El modo más adecuado de empezar es con un par de paseos diarios.
  • Para recuperar el tono muscular de la pared abdominal, puedes realizar ejercicios abdominales, pero siempre muy suavemente y de 15 a 20 días después del parto.
  • Es mejor que no utilices fajas durante los primeros días postparto, ya que producen una mayor relajación de la musculatura abdominal.
El postparto

El postparto

  1. Atención del pecho en el postparto

Se trata de una zona especialmente sensible en el postparto, sobre todo en casos de lactancia:

  • El sujetador tiene que ser cómodo, de fibras naturales, que ajuste lo necesario pero sin comprimir los pechos.
  • Para evitar manchas en la ropa, puedes utilizar discos absorbentes, pero deberás cambiarlos muy a menudo para proteger al pezón.
  • Para una buena higiene de las mamas, es suficiente una ducha diaria con un jabón neutro.
  1. La alimentación

Durante las primeras semanas después del parto, es esencial que sigas una alimentación equilibrada. No se trata de hacer dietas, ya que este periodo no es el más recomendado para ello.

Solo debes evitar las comidas precocinadas y muy ricas en grasas, ya que tienen un alto contenido de calorías pero muy poco valor nutricional.

  • Incluye en tu dieta diaria verduras, frutas, legumbres, frutas, pescado, carne y lácteos.
  • Ingiere una gran cantidad de líquidos.

 

  1. Relaciones sexuales

Una de las sensaciones más comunes durante el puerperio son los cambios de humor. La falta de sueño, el cansancio y los ajustes hormonales pueden afectar a tus relaciones. No te obsesiones con ello, todo volverá a la normalidad paulatinamente.

  • Es aconsejable evitar las relaciones sexuales completas mientras haya sangrado vaginal o suponga alguna molestia.
  • En principio, el método anticonceptivo más recomendable es el preservativo. Aunque estés en periodo de lactancia, incluso si aún no ha aparecido la primera regla tras el parto, es posible volverte a quedar embarazada.

Lo habitual es que durante las primeras semanas después del parto, todo se desarrolle con normalidad, y no debes asustarte si notas alguna molestia. Es un periodo en el que tu cuerpo sufrirá muchos cambios, pero los trastornos son pasajeros e irán desapareciendo de un modo natural.

Recuerda que para aclarar cualquier duda debes hablar siempre con tu médico especialista y seguir sus consejos.

 

X